El Equilibrista > Páginas > Papel y actitud del educador

Article written

  • on 30.09.2010
  • at 10:53 PM
  • by agulape

Papel y actitud del educador 0

“Aquí quisiera decir algo, lo cual he mantenido secreto toda mi vida. Yo siempre he querido no ser un Maestro para nadie… Ser un maestro es un trabajo muy extraño. Debes convencer a gente del corazón por medio de argumentos y la razón, por medio de la racionalidad y de la filosofía; tienes que usar la mente como un sirviente del corazón. El trabajo del maestro es quitarte la mente, para que toda tu energía se mueva hacia tu corazón. ¿Entiendes el sentido? La palabra “maestro” crea la idea de un discípulo, de un seguidor. ¿Cómo puede haber un maestro sin un discípulo, sin un seguidor? Pero en el sentido espiritual la palabra “maestro” significa maestría de uno mismo. No tiene relación con seguidores; no depende de la multitud. Un maestro puede estar sencillamente solo. El hombre nuevo del cual he estado hablando, será maestro de sí mismo”

Osho

La preparación y la actitud del educador potencian y dan vida a  la herramienta de intervención educativa.

Esta se verá enriquecida y afianzada con la interacción en las situaciones concretas; por tanto se trata de una habilidad a desarrollar por parte del educador / docente, un que hacer en la búsqueda del rol de facilitador en el tema drogas.

A continuación presentamos una serie de puntos (algunos de ellos generales, otros más específicos) que pretenden sistematizar el tipo de actitud que entendemos se adecua al posicionamiento técnico que debería tomar el educador en el marco de la perspectiva de gestión de riesgos .

ENCUADRE EDUCATIVO

1. Definir un encuadre propicio para el diálogo no significa hablar “de igual a igual”, como tampoco desde el “deber ser”. Se trata de desarrollar un tratamiento participativo y educativo del tema. Por simple que parezca, entendemos que al generar las condiciones educativas y culturales que habiliten el diálogo respetuoso, la consulta y la comunicación sobre el tema drogas, aplicando los criterios de inclusión, veracidad y confidencialidad, estamos contribuyendo además, y en gran medida, a maximizar las condiciones protectoras del contexto, con lo cual las probabilidades de que los sujetos desarrollen consumos de tipo problemático se verán minimizadas.

2. Aclarar que es un espacio de diálogo confidencial genera un sentimiento de confianza y libera al grupo de probables sentimientos persecutorios.

3. Evitar hablar de consumos personales que puedan exceder el tratamiento educativo del tema. Recomendamos ofrecer un espacio individual (por ejemplo luego de la clase, o mediante un buzón de preguntas) para tratar cuestiones que los participantes no quieran incluir en el ámbito grupal

4. Quitarle al tema el dramatismo promovido por algunas representaciones sociales e informaciones falsas sostenidas por la opinión pública y los medios de comunicación.

METODOLOGÍA

5. Trabajar con una metodología participativa, sin dejar de ocupar el lugar de referente último del grupo en cuanto a dar ideas, informaciones o mensajes clave en el taller.

6. Seguir el ritmo del grupo. Considerar la importancia metodológica de la cooperación entre los participantes del grupo para procesar los contenidos educativos.

7. Saber escuchar y considerar los emergentes grupales para el tratamiento de algún contenido educativo relacionado con la temática.

ESTRATEGIAS COMUNICACIONALES 

8. Habilitar a que el otro se sienta cómodo en la tematización, actuar como si uno ya supiera, demostrar cierta “familiaridad”, utilizar detalles que “liberen” la inhibición de aportar algún comentario.

9. Actitud entre ingenuo y familiarizado con la temática, que haga sentirse cómodos pero que a su vez permita romper con lo obvio, problematizar los saberes previos y promover la reflexión sobre cuestiones que se presentan como evidentes.

MANEJO DE LA INFORMACIÓN

10. No manejarse con información basada en el sentido común o en juicios de valor (“la droga te mata”, “la droga te hace adicto”, “empezás por una suave y terminás con una más dura”, “es un camino sin retorno”, etc.), aunque se piense que así se desestimula el uso de drogas.

11. Así como recomendamos no dar información poco fiable basada en el sentido común, recomendamos no dar toda la información en todos los casos. La información debe ser adecuada, traducida a un lenguaje entendible y ser significativa para los destinatarios que se encuentran en esa situación, de forma que no se vuelva contraproducente. 52

12. Abordar las preguntas que se plantean (por ejemplo; “Profe, ¿usted. Consume o consumió tal droga?”, “¿la droga mata?”) considerando siempre el impacto educativo, la respuesta puede tratarse de la devolución de la pregunta por ejemplo haciendo el ejercicio de buscar junto con el otro el para qué de la pregunta o planteado el sentimiento propio al recibirla (incomodidad si se trata de una pregunta personal o plantando la incapacidad de responder con los elementos con que se cuenta actualmente, actitud investigativa)

Si no se tiene una respuesta, es preferible aclarar al grupo que se tratará en otro momento porque lo tiene que pensar o buscar información.

La forma de formular la respuesta debe ser despojada de mitos y creencias sociales.

Por ejemplo, “la droga no mata, algunas formas de consumirlas pueden ocasionar daños”, además “no existe LA droga , sino LAS drogas y los efectos de cada una son diferentes”. (para ampliar ver en “preguntas frecuentes”)

MANEJO DE CONCEPTOS

13. Practicar y tratar como parte de la situación educativa el respeto por los derechos de elección de cada integrante del grupo, así como el valor de las diferencias a la interna del grupo y en general.

14. Considerar siempre al sujeto (a los presentes o a terceros) como proactivo, capaz de incidir activamente en sus situaciones de vida. Por ejemplo, manejando la idea de que la relación que se establezca con las drogas depende del sujeto y no de “la” droga. Si los adolescentes se sienten en gran medida más capaces de determinar los sucesos de su vida, tendrán más probabilidades

Suscribirse a los comentarios ví RSS

Los comentarios están cerrados.

El Equilibrista is powered by WordPress and FREEmium Theme.
developed by Dariusz Siedlecki and brought to you by FreebiesDock.com